Serenata a los sueños

Hay que soñar la vida
para que sea cierta
soñarla a pleno día
y a cara descubierta.

Que todo sea claro
que el amor se te vea
que digan persignándose
ahí va el que sueña.

No temas a la burla
ni te asusten los grises cancerberos del miedo.
Tú imagina el futuro,
piénsate allen del viento.

Si vienen a buscarte
sé transparente
y diles que tu oficio
es el del sueño.

Los duros que son duros
se morirán de risa
ignoran que el que sueña
cosechará algún día.

Esta tierra fue un páramo
Cuyum país de arena…

Esta tierra fue un páramo.
Cuyum, país de arena.
Sólo los que soñaron
fueron capaces de ella.

Sólo los que soñaron
fueron capaces de ella.

Si te siguen los pájaros
y afinas tu tonada
por altas alamedas…

Si te siguen los pájaros
y afinas tu tonada
por altas alamedas
sueña que te soñaron
y luego, canta y sueña.

Sueña que te soñaron
y luego, canta y sueña.

Mi canción es ahora
el sueño que fue entonces
la calle larga,
el salto del canal Guaymallén.

El viejo vino amigo
que ha olvidado el olvido
y sueña que yo vuelvo,
soñándome otra vez.

Vamos de serenata
que el sueño es un cogollo
desde donde el futuro
no tardará en volver.

Vamos de serenata
que el sueño es un cogollo
desde donde el futuro
no tardará en volver.

por Armando Tejada Gómez y Daniel Talquenca Nota publicada en la edición de Mayo de 2013
BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates